4.4.07

Lo Peor...


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Lo peor de todo es que me siento igual... igual de cansado, igual de apestado. Igual... pero más solo y más triste. Fantástico.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


6 comentarios:

Damasca dijo...

Es una mala sensación, pero pasará... sabes que pasa... Es porque cuando estás acompañado, estás tanto rato que te acostumbras... en cambio yo, apenas alcanzo a acostumbrarme al hecho de estar acompañada... :P

Rocío dijo...

Pero hombre, la depre no nos lleva a nada, te lo digo por experiencia, paciencia, y ya sabes, sólo sigue tus sentimientos, que si haces eso no puedes equivocarte,

besitos

Sebastian Brugnoli dijo...

Otro Blog más que vuelve a la vida.

A pesar de estar en un momento asi, no olvidas tener un poco de estilo sarcastico. :P

Si tu vida esta asi, ¿como estara la mia? No me dejas muchas esperanzas.

En fin, arriba ese animo que con esa actitud no llegamos a la GenCon.

Saludos,

Sebastián.

Ella en la cama dijo...

Querido:
Los momentos de soledad, son para no pensar, no pensar precisamente en la ausencia de ese alguien. Si se piensa mucho, se va todo al carajo. Ve tele, sal, toma, embriágate, escucha música, organiza fiestas. Hasta que llegará el momento en que estarás nuevamente acompañado y dirás: ¿ y ella, quien es? Pero ya no importará demasiado quien sea, sino que esté. Cuando llegues a ese punto, arrancate de ti.
ciao estimado

NataliailataN dijo...

Lo peor de todo.. es que yo también me siento, prácticamente, igual.
Me ha llenado bastante el blog, y los comentarios que recibo... y, ja! no me habría sorprendido si no hubieses aclarado que era ua "broma" lo de mi foto. El ñoño, fue lo primero que me dijo: confieso que entré aquí por tu foto. Lo bueno es que se quedó por la escritura q encontró.

"Estancarse es morir." Sabio... lo habría agregado a mis citas célebres...

"Necesito cambios. El afuera cambia el adentro... el adentro cambia el afuera... me gustaría que lloviera."

Pienso igual, salvo porque no quiero que llueva.


Saludos

N.

Verónica Reyes Serra dijo...

Respire tranquilo, que nada es tan terrible como parece. Te entiendo, igual me he sentido así. Pero no hay mal que dure 100 años.

Después de las tormentas, siempre sale el sol.

¡Ánimo!

Cariños miles.