15.3.09

Baches en el camino...

Es tan fácil caer en las viejas costumbres... me faltan pedazos de mi vida, pedazos de mi alma. Río y escucho el eco... adentro de mi cabeza, adentro de mi pecho, por lo menos esta sensación me recuerda que todavía algo queda dentro de mi.

No quiero tener esa sensación que hice todas las cosas incorrectas. Me encantaría que eso se acabara. Es de esperar que las decisiones de ahora en adelante sean simplemente apropiadas. Ya crucé el umbral de la corrección, necesito funcionalidad... mmm... un poco más de pragmatismo, como si lo necesitara.

Espero ser más que esto, más que esta fría materia, luminosos seres somos, dijo el Maestro Yoda, cuando veía la trilogía de La Guerra de las Galaxias en TVN... pero me comporto como si lo único que existiera es esta carcasa, que cada día me tiene más cansado.

Creo que es un problema de foco. Hace mucho tiempo me definí como una comunidad... y sigo funcionando bajo esos parámetros. Tres entidades que conviven, con diferentes necesidades y gustos, que se pueden traslapar. A estas alturas algún psicólogo está analizando los principios de esta esquizofrenia, pero funciona como fuerzas en la definición de la personalidad, son el leit motif de las decisiones, dado que las estoy cuestionando he vuelto a las raíces.

Soy bastante frío y racional. Ese es uno, el humano, necesita una justificación para todo, las cosas son por una razón y el estímulo es netamente intelectual, por absurdo que parezca es la primera fuente de estímulo cuando me gusta una mujer. En el senado intergaláctico de mi conciencia representa sus intereses con un voto.

Soy bastante... de piel. Me gusta el cuerpo, el contacto, el juego, el sexo. De hecho me encantan, ese mostrar las plumas primigenio, condimentado con sexo apasionado, mordiscos y demases. No me complica mucho conversar al respecto, creo que aceptar ese lado de mi me hace una persona más sana que aquellos que reprimen su ser sexual. Es el opuesto a la racionalidad, puro instinto, funciona a lo que me diga mi guata. Puede hacer que me interese alguna mujer... pero es complicado que me haga volver a ella. También tiene un voto.

El último participante es lo que siento. Lo qué me hace correr, aullar a la luna, sentir que estoy vivo, me hace amar. Este lado desconsiderado de mi tiene 3 votos, así que, por lo general, hace lo que quiere. Da lo mismo que la cabeza diga una cosa o mis instintos otra... claramente hay alguien que manda. El problema es que el infeliz no toma una decisión hace mucho tiempo, o por lo menos no toma una decisión proactiva, he recibido puros vetos, no hay diseño de políticas, ni cursos de acción, cabeza o instintos toman decisiones y mientras sentimientos no sienta que la están cagando, permite alternancia en el poder.

Creo que el problema es que sé lo que quiero y no donde encontrarlo.

Mañana será otro día.


3 comentarios:

::N:: dijo...

Me parece que tu senado necesita un agente contralor, para verificar que cada integrante esté velando por el bien supremo.

Es dificil un acuerdo, si cada parte tiene un interés distinto.

Suerte con encontrar lo que realmente quieres. Mientras se quiera algo, no hay como fallar.

Saludos

thefilmstar dijo...

"creo que el problema es q se lo que quiero y no es donde encontrarlo"

me pasa lo mismo...solo que no se donde encontrarlo...

soy muy exigente parese!

baccio
ciao

Ellamir dijo...

Me niego a tener un senado intergaláctico dentro.

Y sin embargo, a veces también hay "lados" que a veces opinan y se revuelven y en ocasiones a veces hasta causan estragos y angustian y molestan.

Pero yo sólo les digo que bueno, que tienen razón, agradezco las advertencias cuando se disparan las alarmas, pero al final, igual parece q no los pesco mucho.

...A menos que me convenga en lo que deseo, claro. Qué cinismo mental, omg...