23.4.06

El precio de ser soltero...


El próximo fin de semana me quiero ir fuera de la ciudad... puede ser entretenido. Es divertido sentir el precio de ser soltero, pues mis amigos van con sus respectivas pololas, y yo voy solo... eso implica que a pesar de que vamos a mi casa, no voy a poder usar la cama matrimonial... es más, acabo de sacar cuentas y parece que voy a terminar durmiendo en el living... o solo en la otra casa. Lo máximo.

Es divertido darse cuenta que me gustan las mujeres para conversar... sostener una conversación fluida e interesante es un bien cada día más escaso, eso no deja fuera el sexo, obviamente, pero la función principal es el estímulo cerebral... por lo menos para mantener algo en el largo plazo.

Estoy elaborando una teoría respecto al sexo, que indica que, si todo el mundo tuviera más sexo, de forma libre y sin compromisos, el sexo se desmitificaría produciendo menos traumas y entuertos... en el fondo dejaría de ser una tranca para mucha gente, y gente con menos trancas debe ser bueno... creo.

Voy a estar lejos, con puras parejas, sintiendome el anfitrión... puede ser divertido, mal no lo voy a pasar, pero he estado extrañando el quedarme dormido y despertar con el brazo acalambrado porque estaba abrazado a alguien... alguien que me importe, y conocer sus mañas y que conozca las mias, y devolverme justo cuando estoy por cruzar la puerta para robarle un último beso para el camino y a quien llamar para contarle que me pagaron una peguita y que tengo ganas de ir a comer sushi... puras cosas pequeñas que a la larga arman mi vida.

Estoy enamorado de las banalidades, hay tanto imbécil tratando de ser trascendente, de sonar profundo, que hay que rescatar esas pequeñas cosas, que a la larga, son lo que nos hace feliz.

Me voy a tener que llevar un Playstation.

4 comentarios:

Pedro! dijo...

Oh, que emotivo :'(

Bueno, quien sabe, quizá un
oportuno "mira, traje una amiga,
se llama Juana"...

Verónica. dijo...

Que maravilloso leer a un hombre que le interese conversar por sobre el sexo...claro, como dice usted, una cosa no quita la otra, pero es maravilloso ver que en el mundo hay hombres que les guste una buena conversación con una mujer...no me quejo de mis atributos (estoy reconociendo algo relativamente bueno en mi, y estoy dejando registros!!! ¬_¬' esto es muy extraño de mi parte) pero es obvio que odio que me miren con un pedazo de carne, y acercase con la excusa de que les parezco interesate...pamplinas!
Aunque todavía no la puedo pasar 100% bien con parejas a mi alrededor...pero es por que soy una adolescente con hormonas no muy reguladas aún...pero bueno...mejor vivo mi etapa sin perder el norte...


No tengo cosas en mi blog, por que estoy en reconstrucción todavía, pero pronto se viene!
saludos sr, y fue un placer leerlo!

Vero...sí, la del fotolog "verokatze"

Nadie dijo...

"Mira, traje una amiga, se llama Manuela..." :-*

armadillo dijo...

Pues eso de ser soltero está de pelos, claro que tiene sus pros y sus contras como todo, pero vaya, hay de contras a contras, por ejemplo, gastar en un juego para ver si te ganas un premio, el pro es que ganes algo y el contra es que si no ganas nada ya gastaste a lo tarugo, pero lo que hayas gastado lo vuelves a recuperar (trabajando claro está) Pero si te juntas, el pro es la compañía pero el contra es que es un viaje sin retorno y peor aún si te embarcas con una criatura.
¡Vamos! sabemos a donde vamos cuando convivimos con el sexo opuesto y cuando te clavas te clavas.
Pienso mantenerme soltero mas tiempo, quiero ver lo que pasa si rompo la inercia de juntarse por juntarse, romper la inercia que lleva el común de la gente:
1.- Estar con los amigos.
2.- Emborracharse con los amigos.
3.- Conocer a una chica gracias a los amigotes borrachos( eso me suena a no ser capaz de conocer a una chica por uno mismo).
4.- Dejar lavarse el cerebro con las ideas machistas de los amigotes borrachos y por ende andar de promiscuo en centros nocturnos.
5.- Salir embarcado con alguna resbalosa.
6.- Quedar de arrimado en la casa de los suegros.
7.- Endeudarse con creditos para poder comprar pañales y biberones.
Entre otros puntos.
Vaya, parece que la gente no tiene imaginación.
Y dicen que estar en esa inercia es la felicidad, que es la felicidad la convivencia con la familia y el apoyo mutuo, ¡Claro! en ese viaje sin retorno ¿que les que da por decir?
Por ahora prefiero la solteria y haber a donde llego.