23.6.06

Individual y Colectiva...

Estuve elaborando una teoría respecto a el Metro y las micros...

Me encanta andar en Metro y en micro. Ver a la gente, escuchar que conversan, mirar caras, encontrarme con amigos y amigas, cantar con los cantores de la locomoción, disfrutar cuando se suben a hacer poesía (aunque sea pésima), divertirme con la última novedad directamente desde importadora X...

Hay gente que lo odia... a mi me permite ponerme en contacto con otros seres humanos, a lo mejor ese es el problema para otros...

Eso explicaría Santiago... una ciudad repleta de autos, la aspiración es tener el auto propio, para así dejar de tener contacto con los otros seres humanos, que componen esta ciudad.

Santiago se extiende gigante... separando y segregando... sólo en las micros y el metro es posible romper la separación por clases y de barrios, de estilos de vida, de visiones del mundo.

En la micro puedo viajar con todo el espectro político, con gente en todos los niveles de educación, con los que tienen plata y los que no.

La locomoción colectiva es la plaza donde nos reunimos a mirar nuestras diferencias, con algo en común, algo así como un pequeño experimento en laboratorio de mi ciudad.

Lástima que estemos tan empecinados en no compartir... he conocido gente en la micro, el colectivo o el Metro, me he reencontrado con gente que no veía hace años y he visto una cantidad de cosas que me habría perdido si manejara.

No manejo por opción, hace ya ocho o nueve años que no lo hago, el auto es cómodo, no lo niego, pero a veces, ver gente diferente me ayuda a darme cuenta de la realidad en la que estoy inserto, dejando de lado la burbuja.

1 comentario:

Magdalena dijo...

Yo me inventé un juego para andar en metros... miro zapatos y trato de adivinar como es la persona que los está usando... Ya sabes: si es joven, viejo, gordo, flaco, su estilo, etc. Una vez que tengo una imagen mental de esa persona, la miro y veo si coincide... eso no se puede hacer si manejas. Te arruina la diversión...
¿Seremos hermanos?